Jugando con el Kantan Drip de Kalita

Tuvimos la chance de jugar con el Kantan Drip de Kalita!

El Kantan es un Dripper formulado por Kalita (duh!), con hartas características entretenidas que lo hacen súper entretenido, uy qué entretención.

Para no dar la lata mejor leamos esto que sale en la página web gringa de Kantan Drip, donde lo publicitan así tal cual:

“KANTAN” significa “fácil” en Japonés y estos drippers chiquititos para-una-taza para y para-un-uso le hacen honor a su nombre!

Saca un KANTAN DRIP del empague, dobla cada lado, despliega la canasta de filtro y agrega de 12 a 16 gramos de tu café favorito molido. A pesar de su pequeño tamaño, el KANTAN DRIP te alista para un filtrado verdaderamente excelente, con una cama uniforme de filtrado, profundidad de la cama de brew apropiada y la habilidad de gotear tu agua con una mínima agitación del café molido.

Júntala con un molino de café manual y ya tienes un compacto kit de filtrado de café fantástico!

 

O sea, eso es un extracto traducido a la rápida de lo que sale en el sitio mismo.

Acá nuestras experiencias!

Bueno, pese a que en el sitio en Inglés dice que aguanta de 12 a 16 gr. de café, en realidad aguanta de 8 a 10, incluso eso mismo dice en el envoltorio todo en letras japonesas, personalmente no puedo leer nada de lo que dice, pero el “8 ~ 10 g.” se lee clarito.

KANTAN8

 

Para probar montamos el Kantan Drip en un server Hario, enganchándolo de la aleta del medio. Al extender el filtro notamos que es de calidad súper similar a los filtros de Kalita regulares sin clorear, lo que es bueno. El tamaño que tiene es un poco más chico que un filtro de V60 01, lo que nos incomodó un poco, y claro, se traduce en lo que mencionabamos antes, que cabe súper poco café en el filtro.

KANTAN3

Me imagino que si uno desea preparar una extracción pequeña o poco concentrada no va a tener ningún problema con el hecho de que el dripper sea tan pequeñiwi.

KANTAN4Al agregar café 10 gr. de café queda este casi al raz con el borde superior de cartón, lo que al tiro dificulta la maniobra de preparación, más aun si consideramos que el foco del Kantan Drip es ser un dripper de viaje, y en tal situación uno generalmente no anda trayendo todo el equipamiento que dispone en la casa o en una barra de café para hacer los filtrados.

Por eso mismo fue que el primer filtrado que preparamos fue súper en condiciones ‘de viaje’, es decir, no lavamos el filtro antes de preparar café, y vertimos con un hervidor no idoneo para preparar pour-overs. Los resultados fueron ‘meh’. El café quedó tomable, pero quedó con un poco de olor a papel, y al no poder controlar el vertido generamos mucha turbulencia, por lo que el filtro se saturó y se demoró como 3 minutos en filtrar. Esa sobre-extracción se notó un poco.

Luego de eso, repetimos el ejercicio pero utilizando condiciones más cuidadas, solamente para jugar; lavamos el filtro antes de ocuparlo, ocupamos agua a una temperatura de 89ºc, vertido cuidadoso con una tetera hario y todo el etcétera. Ahí nos fue harto mejor. Logramos una preparación súper decente, con una turbulencia súper controlada y un resultado en taza bien representativo de los sabores que puede entregar el café que ocupamos….  pero, ( 🙁 ) el hecho de que la cama de café queda tan cerca del borde del dripper ocasionó que unos cuantos granitos se rebalsaran y cayeran al server por fuera del dripper, aunque me imagino que si algo así le pasa a uno mientras se prepara un café encaramado en los himalayas no le va a molestar tanto.

KANTAN5

Así que bueno, fuera de eso, el Kantan drip es una súper buena alternativa para quien se vaya de viaje al himalayas y no quiera andar trayendo aparatos voluminosos.

El Kantan Drip no está a la venta en Chile aun, pero es fácilmente importable desde Amazon o por Ebay. Un pack de 30 drippers cuesta diez con noventaycinco, lo que significa que cada dripper cuesta 36 centavos. Nada mal, eh?

Comenta con Facebook